Éxito Empresarial

Sistemas de Información y TIC como base del éxito de las empresas

¿Cuál es el rol de los S.I. y las T.I.C. en el competitivo entorno de negocios actual?

Los negocios en la actualidad requieren agilidad y dinamismo, dada la velocidad con la que se mueven los mercados, especialmente si hablamos del área tecnológica. En general, los S.I. y las T.I.C. han evolucionado de manera tal que permiten a los stakeholders o personas que toman decisiones tener la información adecuada para asegurar el buen rumbo y funcionamiento de la empresa. Conceptos y tecnologías como las de Big Data, Data Warehouse, los CRM y ERP, aplicaciones móviles, entre otras, son ejemplos de herramientas que sirven para impulsar un negocio, si son usadas adecuadamente. Los S.I. en general buscan cumplir con tres objetivos básicos dentro de las empresas:

  • Aumentar la automatización.
  • Mejorar el proceso de toma de decisiones.
  • Lograr ventajas competitivas frente a otras empresas.

Tomando en cuenta esos tres objetivos básicos, podríamos decir que, a corto plazo, el mayor empuje o retorno de inversión que puede ver una empresa se da al implementar sistemas enfocados a la automatización de varios de sus procesos, dado que permite ahorrar tiempos y recursos que pueden ser enfocados a otras cosas. Sin embargo, como la mayoría están al tanto de ello e implementan ese tipo de soluciones, la verdadera diferencia a nivel competitivo me parece que está en el uso que puedan dar a la información recolectada de cada área, y las decisiones que puedan tomar a partir de ella. En particular, debe evangelizarse a los departamentos de ventas para que acojan y utilicen activamente herramientas como el CRM, en caso de contar con uno.

Principales retos que enfrenta la administración para establecer y utilizar los S.I.

Considero que uno de los mayores retos es el de garantizar que la inversión en T.I.C. esté alineada con el plan estratégico de la organización, a fin de que apalanque el cumplimiento de sus objetivos y metas estratégicas. Si no se tiene claro para qué se quiere invertir en la implementación de uno u otro sistema, se van dando golpes de ciego buscando encontrar una respuesta sin planificación. Cuántas personas no han comprado o hecho una inversión en una herramienta que al final se descubre que no era necesaria, o que fue sobreestimada para una tarea o proceso que podía realizarse con alguna otra opción más adecuada. Lo peor es cuando se busca usarse simplemente porque se tiene, y no porque verdaderamente sea necesario hacerlo, por el malgasto de tiempo y recursos que esto conlleva.

Otro tema importante es el poder adaptarse a la globalización de la economía, dado que generalmente se requiere de comercio internacional, de romper barreras de lenguaje para llegar a un mayor número de consumidores potenciales, y la empresa que no cuente con un sistema de información preciso que permita visualizar las tendencias de los mercados internacionales y aprovechar las oportunidades de negocios, está muerta. En la antigüedad, las empresas tal vez podían enfocarse en abarcar cierto mercado local que les permitía sobrevivir y prosperar, pero en la actualidad la mayoría de los negocios requieren de una visión globalizada que permita mantenerse competitivo. Y la implementación de los sistemas de información adecuados es vital hoy en día para lograr esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *